Noticiero Alaccsa-R

Perlas Clínicas en ALACCSA-R VOL 22

por adminalaccsa 8 agosto, 2017 0 comentarios

Enfermedad periodontal: Una enfermedad sistémica


Víctor Atallah

Dr. Víctor Atallah 
República Dominicana
vicatal@gmail.com

 

a enfermedad periodontal, patología de etiología infeccioso-inflamatoria que afecta tejidos que soportan a los dientes es causada por bacterias presentes en la boca. Las bacterias que habitan constantemente en la boca, junto con mucosidades y otras partículas (restos de alimentos), constantemente forman una «placa» pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el hilo dental ayudan a eliminar esta placa. Si la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados «sarro» o «tártaro», que ya el simple cepillado no puede remover y solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar.

Alrededor del 40% de los adultos sufre enfermedad periodontal. Muchas veces sin saberlo, evoluciona lentamente y en muchas ocasiones sin presentar ni dolor ni señales de alerta visibles. Cuanto antes se diagnostica y trata, mejor será.

Existen dos tipos de enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis.

La gingivitis afecta únicamente la encía y es reversible. Su principal signo de alerta es el sangrado durante el cepillado. Si no se atiende a tiempo puede evolucionar a periodontitis, en la cual se produce inflamación de la encía y destrucción más profunda que afecta a todos los tejidos que soportan el diente. Es irreversible y puede provocar la pérdida del diente.

Además, y de importancia, padecer periodontitis puede conllevar riesgo aumentado de aparición y/o progresión de condiciones sistémicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias, artritis reumatoide, obesidad y síndrome metabólico, así como alteraciones del embarazo como nacimiento de prematuros o recién nacidos de bajo peso. Se piensa que es por dos procesos: por bacteriemia, paso de bacterias de la cavidad oral al torrente sanguíneo, y por inflamación sistémica, presencia de niveles elevados de marcadores de inflamación, como la proteína C reactiva (PCR). Incluso recientemente se ha definido como un marcador diagnóstico de diabetes, y se ha visto que los neutrófilos polimorfonucleares (PMN) circulantes en pacientes con periodontitis se encuentran en estado hiperactivo, que lleva a mayor liberación de radicales libres y, consecuentemente, a mayor estrés oxidativo, que puede ocasionar daño progresivo en paredes de vasos sanguíneos.

Síntomas preocupantes: encías que sangran con facilidad, encías rojas, hinchadas y doloridas o que se han separado de los dientes, mal aliento o mal sabor de boca persistente, dientes permanentes flojos, movibles, entre otros.

Factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad: mala higiene bucal, tabaquismo, dientes torcidos o muy pegados, embarazo, diabetes, medicamentos (esteroides, antiepilépticos, antagonistas de calcio, anticonceptivos orales).

La mejor forma de prevenirla es mantener una correcta higiene bucal, controlando la placa dental, junto a consultas periódicas con el dentista para limpiezas y para poder realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad en caso de que aparezca.

El tratamiento de la gingivitis se realiza mediante profilaxis profesional (limpieza de boca), y raspado y alisado radicular en el caso de la periodontitis. En ocasiones, la cirugía periodontal es necesaria para limpiar las bacterias, la placa y el sarro presentes en las raíces de los dientes. Prevenir y tratar a tiempo la enfermedad periodontal no solo mejora la salud de la boca, sino la de todo el organismo.

Deja un comentario