Browse Category

No. 15

ArtículosNo. 15SBAOVolumen

Carta Administrativa: La evolución de la mezcla de mercadotecnia y los servicios de salud

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

La evolución de la mezcla de mercadotecnia y los servicios de salud


Alice Selles
Directora de Comunicación de SBAO, Maestría en Administración y Desarrollo Empresarial, especialista en Mercadotecnia y socia de Selles & Henning Comunicação Integrada


Contacto
Alice Selles – alice.selles@gmail.com


La mezcla de mercadotecnia, también conocida como mix de marketing, es, según Churchill y Peter (2000), “la combinación de herramientas estratégicas para crear valor para los clientes y alcanzar los objetivos de la organización”. Se formateó por Jerome McCarthy en su libro Basic Marketing, de 1960. Estas herramientas se clasifican tradicionalmente en cuatro grandes grupos, las 4 P de la mercadotecnia: producto, precio, plaza (o distribución) y promoción (o comunicación). Estos términos vienen del inglés product, price, place and promotion.

Producto/Servicio:

El producto/servicio es una variable extremamente crítica en el proceso de toma de decisiones del paciente. Detrás de esta variable está la administración de la marca, uno de los principales patrimonios de la clínica. Además de administrar la marca, es necesario posicionar correctamente cada producto/servicio para que las estrategias alcancen sus objetivos.

Precio:

La decisión del precio pasa por aspectos importantes, como el de si la comercialización del servicio podrá rendir lucros suficientes o si el precio es flexible y puede variar con facilidad. Es el precio que genera la demanda y no al revés. Si el precio del servicio es bajo, generalmente la demanda es mayor, pero eso no significa necesariamente rentabilidad.

Distribución:

La “P”, de “plaza”, es lo que en términos de servicios médicos me gusta describir como distribución. Simplificando, en mercadotecnia, distribución significa prestar un servicio de la manera más fácil y conveniente para el paciente. Las decisiones de distribución afectan directamente las demás decisiones de la clínica y suponen compromisos a largo plazo.

Promoción:

Las principales herramientas de promoción que los servicios médicos pueden emplear son: la propaganda, las relaciones públicas y la publicidad, la fuerza de ventas y la mercadotecnia directa. La propaganda es importante para informar al público sobre los servicios disponibles y para activar la necesidad de buscarlos. Las relaciones públicas y la publicidad tratan del desarrollo de estímulos, al consumidor de los servicios, valiéndose de historias de la empresa que implican la divulgación espontánea, es decir, que esta no se paga. Por ejemplo, cuando se publica un artículo sobre un tratamiento en una página web, periódico o revista. La fuerza de ventas es la herramienta más eficaz en términos de costo en las etapas finales del proceso, particularmente en el desarrollo de preferencias, convicción y acción del paciente. La venta personal supone una relación en vivo, inmediata e interactiva, lo que permite una relación duradera. En las clínicas de oftalmología, son los profesionales responsables de las negociaciones quirúrgicas quienes cumplen dicho papel. La mercadotecnia directa es una forma de comunicación directa, dirigida a quienes deseamos informar acerca de un servicio. Cuanto más personalizado sea el mensaje, mayor será el impacto que surte en el destinatario al recibirlo.

Una evolución en la mezcla de la mercadotecnia tradicional

Hasta hace poco, la mayoría de las empresas, incluidos los servicios médicos, estaban dirigidas estratégicamente para el producto o servicio. El negocio se centraba en ellos y en el proceso de fabricación o de prestación de servicios. Se creía que el producto se vendía solo (Ley de Say) y que el consumidor adoptaba un comportamiento objetivo y racional en la decisión de compra. Además, se creía que quien definía el grado de calidad del producto era el productor (en el caso de servicios médicos, los administradores de los servicios).

En la actualidad, debemos tener en cuenta: el producto/servicio (de la empresa), el precio (que la empresa practica), la plaza o la distribución (donde la empresa vende sus productos y servicios) y la promoción (productos, servicios, precios y demás información de la empresa). Cuando estructuramos esta mezcla de mercadotecnia hoy en día, se percibe que la propuesta de McCarthy es obsoleta, ya que la mayoría de las empresas están adoptando la orientación estratégica a los clientes. Esto es particularmente importante para los servicios médicos, cuyos responsables tienen que entender que la continuidad de los tratamientos y, en consecuencia, las ganancias provienen de clientes satisfechos, que además de volver a tales servicios, los indican a personas de sus relaciones personales y profesionales. Por ello, es vital invertir tiempo y dinero en la investigación, planificación e interactividad con los clientes, a fin de satisfacer las necesidades y los deseos de los pacientes, lo que puede conducir al desarrollo de servicios más centrados.

En 1993, el profesor Robert F. Lauterborn propuso adecuar las 4 P a las 4 C, en una versión que se ajusta mejor a la transición de la mercadotecnia de masas para una mercadotecnia de nicho, más centrada en el cliente individual. Por lo tanto, el producto/servicio dio lugar al Cliente (ofrecer una solución a…); el precio se convirtió en Costo (para los clientes), la plaza, o distribución, llegó a ser considerado como Conveniencia o Comodidad (para el cliente) y la promoción dio lugar a la Comunicación (al cliente).

Al elaborar un plan de mercadotecnia de un servicio de salud, vale la pena salir de la zona de confort que representa la mezcla de la mercadotecnia tradicional y dirigir la mirada al paciente con un enfoque claro y realista.

Charlas de CaféNo. 15Volumen

Charlas de Café #4 con la Dra. María José Cosentino

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

Charlas de Café #4
con la Dra. María José Cosentino


Charlas de Café #4

Moderadora
Dra. María José Cosentino – Argentina

Panelista
Dr. Roberto Bellucci – Italia


Esta Charla de Café fue realizada en el marco de IX Congreso Internacional del Hemisferio Sur de ALACCSA-R, Lima-Perú.


Contacto
Dra. María José Cosentino – majose.cosentino@icloud.com
Dr. Roberto Bellucci – Italia – robell@tin.it


EntrevistaNo. 15Volumen

Entrevista con el Dr. Jaime Aramberri – España

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

Entrevista con el
Dr. Jaime Aramberri – España


Dr. Jaime Aramberri
Dr. Juan Carlos Caballero

Entrevistado
Dr. Jaime Aramberri – España
Entrevistador
Dr. Juan Carlos Caballero – Brasil


Contacto
Dr. Jaime Aramberri – jaimearamberri@telefonica.net
Dr. Juan Carlos Caballero- juancaballero@imo.com.br


Dr. Juan Carlos Caballero: Háganos un breve resumen de su formación académica: curso de medicina, residencia, fellowship.

Dr. Jaime Aramberri: Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco, 1982-1988. Residencia en Oftalmología (MIR) en el Hospital Universitario de Salamanca, 1989-1992. Adjunto de Oftalmología en el Hospital de Galdakao 1993-1996. Adjunto de Oftalmología en el Hospital de Gipuzkoa 1996-2003. Socio Fundador de Clínica Ókular, Vitoria, 1994-Presente. Socio Fundador de Clínica Begitek, San Sebastián, 2003-Presente.

Dr. Juan Carlos Caballero: Un divisor de aguas en su incursión internacional, su vida profesional antes y después del “Doble K”.

Dr. Jaime Aramberri: La presentación del Método Doble K para cálculo de Lentes Intraoculares tras LASIK/PRK me proporcionó cierto reconocimiento internacional a raíz de su presentación en el ESCRS de Barcelona 2001 y de su publicación en JCRS en 2003. En 2002 Ken Hoffer me presentó públicamente en varias entrevistas como el descriptor del método y a través de él entré en contacto con otros reconocidos “gurús” como Tom Olsen, Wolfgang Haigis, Sverker Norrby, John Shammas, etc. En 2005 organicé la primera reunión de lo que hoy es el IOL Power Club en San Sebastián.

Dr. Juan Carlos Caballero: ¿Cómo divide su tiempo entre su actividad profesional y científica?

Dr. Jaime Aramberri: 80 % actividad profesional y 20 % actividad científica. Me gustaría equilibrar algo estas proporciones pero en mi entorno profesional es complicado. Por suerte para mí, me encanta operar y aplicar los últimos avances en tecnologías diagnósticas y terapéuticas, lentes intraoculares y láseres, en mis pacientes.

Dr. Juan Carlos Caballero: ¿Cuando despertó su interés por el cálculo de lentes intraoculares?

Dr. Jaime Aramberri: A finales de los 90 en varias comunicaciones sobre ojos cortos y piggyback, con Javier Mendicute, socio y amigo. Luego publicamos en 1999 la Monografía del SECOIR sobre Biometría y cálculo de lentes intraoculares, y al escribir el capítulo de fórmulas de cálculo descubrí con sorpresa el estado inmaduro, por describirlo de alguna manera, de la situación, con más empirismo que teoría. Ahí me aficioné al estudio de la óptica aplicada y al diseño óptico siempre pensando en mejorar el cálculo de la lente intraocular quirúrgica.

Dr. Juan Carlos Caballero: De las fórmulas biométricas disponibles en los equipos, ¿Cuál sería su preferencia en ojos normales y en situaciones especiales?

Dr. Jaime Aramberri: Si nos quedamos en las fórmulas teóricas de 3ª y 4ª generación, de fácil acceso para todos, yo destacaría la fórmula de Haigis como la más “todoterreno. Eso sí con unas constantes bien optimizadas por cada usuario. En ojos largos no operados quizás la SRK/T funciona algo mejor. Si ya vamos a fórmulas más recientes la Olsen implementada en el software Phacooptics y la Universal II de Barrett son muy precisas y evitarán alguno que otro error en casos de segmento anterior extremo en ojos cortos.

Dr. Juan Carlos Caballero : ¿Qué piensa sobre el cálculo por trazado de rayos?

Dr. Jaime Aramberri: Yo empleo mi propia fórmula en un modelo pseudofáquico programado por mí en Excel donde el cálculo óptico se realiza por trazado de rayos. La ventaja de este método es que es un modelo de lente gruesa donde utilizo la cara posterior de la córnea medida por Scheimpflug y un algoritmo de estimación de la posición de la LIO calculado por regresión múltiple en una base de datos de ojos medidos por biometría óptica con Lenstar. Esto hace que el modelo sea robusto y consistente independientemente del ojo que calcule: normal, postLASIK, postQR, queratocono. Lo único que necesito son medidas fiables como input.

Dr. Juan Carlos Caballero : ¿Qué opinión tiene sobre la influencia del astigmatismo posterior en el cálculo de las lentes intraoculares tóricas?

Dr. Jaime Aramberri : Está ya sobradamente demostrado que su influencia debe tenerse en cuenta para afinar en el cálculo. Bien sea mediante nomogramas como el publicado por Koch o bien, y mejor en mi opinión, midiendo individualmente cada caso con tecnología que sume cara anterior y posterior: Scheimpflug u OCT. Ahora también se añade tecnología de reflexión con el topógrafo Cassini, aunque no tengo experiencia con este instrumento.

Dr. Juan Carlos Caballero : Sobre los nuevos biómetros ópticos ¿Qué opinión tiene sobre las tecnologías de cada equipo?

Dr. Jaime Aramberri : Todos los biómetros ópticos miden la longitud axial y la queratometría con un alto nivel de precisión. La diferencia hoy está en medir también el grosor del cristalino, importante para las últimas fórmulas o para adaptar el cálculo manualmente en casos de incongruencia del segmento anterior. Esto lo dan instrumentos como Lenstar, Aladdin y OA2000. Un paso más allá, están los nuevos biómetros basados en OCT swept source: IOL Master 700 y Argos. Ambos permiten obtener un B scan desde córnea a retina. El valor añadido es la certeza de que la señal de referencia corresponde a la interfase prevista. He probado ambos instrumentos en mi clínica y creo que es una mejora significativa. Permiten además una medición más fiable de la posición de la LIO tras la cirugía ya que se visualiza directamente la lente dentro del ojo. Esto es importante en casos de sorpresa refractiva para identificar la causa de la misma.

Dr. Juan Carlos Caballero: En ojos con ectasias corneales, como queratocono ¿Tiene una metodología de cálculo peculiar?

Dr. Jaime Aramberri: No realmente. En el modelo de ojo pseudofáquico que tengo, el límite lo marca la calidad de los datos de entrada. Si el queratocono es leve con un centro corneal poco aberrado, lo único importante suele ser valorar el shift focal que produce el coma, así como su influencia en el astigmatismo final. En córneas muy aberradas un cálculo paraxial es inútil y puedo intentar exportar los datos corneales a un software de diseño óptico como Zemax para estimar qué potencia de un modelo de LIO va a producir la menor aberración óptica. Pero valorar el resultado es muy difícil al tratarse de ojos con función visual muy comprometida.

Dr. Juan Carlos Caballero: ¿Usted cree que en breve tendremos una fórmula universal, basada en la “ELP”, con la cual podremos calcular nuestros casos en todas las situaciones especiales?

Dr. Jaime Aramberri: Creo que los nuevos instrumentos diagnósticos que están llegando y que permiten medir la longitud axial, profundidad del segmento anterior, córnea anterior y posterior con alta precisión están en la posición idónea para desarrollar sus propios algoritmos de estimación de la posición del implante y proporcionar al usuario esa “fórmula universal” tan ansiada.

CorneaForoNo. 15Volumen

Foro Córnea Infección en Cirugía de Córnea y Refractiva Dr. Sergio Kwitko

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

Infección en Cirugía de Córnea y Refractiva


Coordinador Dr. Sergio Kwitko – Brasil Panelistas Dra. Ana Luisa Höfling-Lima – Brasil Dr. Arturo Ramirez - Miranda - México

Contacto
Dra. Ana Luisa Höfling-Lima – analhofling@gmail.com
Dr. Arturo Ramirez – Miranda – arturorammir@gmail.com
Dr. Sergio Kwitko – sergio@oftalmocentro.com.br


Dr. Sergio Kwitko: ¿Cuál es el tratamiento que elige y por qué para la queratitis
por Acanthamoeba?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: El tratamiento escogido para la queratitis por acantamoeba es siempre con biguanida. Esta droga es muy importante para tratar la queratitis por acantamoeba. Podemos usarla con otra biguanida o en combinación con una diamidida, todo depende del progreso del paciente.

Tenemos que empezar el tratamiento con una dosis muy alta de Biguanida que es también tóxica. La prescripción inicial es siempre con una dosis cada hora por 24 horas, después de esta dosis, se debe aplicar cada dos horas por tres días. Muchas veces tendremos que tratar el paciente por meses.

El paciente puede requerir otra combinación de drogas dependiendo de su evolución.

Dr. Sergio Kwitko: ¿Cuál es su conducta ante una infección en la interfase de LASIK?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: La infección en la interfase de LASIK es siempre una complicación muy grave. Podemos tener infección por microbacterias, por hongos, por levaduras, por hongos filamentosos y también por otras bacterias.

Debemos siempre tomar material en la interfase de la córnea, entonces muchas veces tenemos que remover el disco de la córnea para conseguir una recolección adecuada. Luego de la recolección de material empezamos el tratamiento. Si hay un cuadro clínico típico de queratitis por microbacteria, empezamos directamente para tratar las microbacterias con claritromicina; si es un tratamiento para hongos, empezamos con anfotericina.

El tratamiento siempre con infección en la interfase, debe ser acompañado de una recolección de material de la córnea en la interfase.

Dr. Sergio Kwitko: Considerando el riesgo de infección en PRK, ¿Usted realiza cirugía refractiva de superficie bilateral simultánea? ¿Por qué?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: La infección después de una cirugía queratorefractiva prk, no es frecuente. Pero si llegará a suceder una situación muy complicada, la conducta en muchos centros es la cirugía bilateral simultánea.

En mi experiencia yo prefiero siempre la cirugía independiente de los dos ojos.

Dr. Sergio Kwitko: ¿Usted hace recolección de material para examen citológico y de cultivo ante una úlcera de córnea antes de iniciar el tratamiento? ¿Por qué?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: La necesidad de recolección de materal de úlceras de córnea, es una necesidad importante a tener en cuenta por todos los oftalmólogos, principalmente en ulceraciones centrales con un cuadro clínico no muy típico.

Con úlceras de córneas pequeñas en la periferia, de la cual se tiene una suposición clara de lo que puede ser, podemos empezar el tratamiento sin la sutura de la córnea. En cualquier caso que se tenga la posibilidad de tomar material, es lo más recomendable.

Dr. Sergio Kwitko: ¿Cuál es su conducta para profilaxia infecciosa en DMEK?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: DMEK, es una cirugía, un transplante lamelar endotelial, que manipula las estructuras intraoculares.

Yo pienso que una profilaxia debe ser vista como una cirugía de catarata, con una profilaxia de superficie con
hidrocodona, con antibióticos antes de la cirugía.

Dr. Sergio Kwitko:
¿Cuándo indica usted tratamiento quirúrgico para una queratitis micótica?

Dra. Ana Luisa Höfling-Lima: El tratamiento quirúrgico para una queratitis micótica puede ser una excelente alternativa al tratamiento médico.

El recubrimiento conjuntival puede ser una alternativa, el transplante de córnea lamelar, y también puede ser una alternativa el transplante penetrante.

CristalinoForoNo. 15Noticiero Alaccsa-RVolumen

Foro Cristalino Infección en Cirugía del Cristalino Dr. Fernando Aguilera

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

Infección en Cirugía del Cristalino


Dr. Fernando Aguilera – México

Contacto
Dr. Fernando Aguilera – drfaguilera@yahoo.com.mx
Dr. Luis Escaf – escaff@gmail.com
Dr. Luis Alberto Rodriguez – luisalberto_rt@yahoo.com


Explicación

La endoftalmitis es una temida complicación de cirugía oftalmológica intraocular siendo más frecuente después de cirugía de catarata. Su frecuencia varia en los reportes de la literatura entre 0.7 y 1.4 por 1000 pacientes y su prevención es primordial para evitar su presentación, además de que el pronóstico visual tras su tratamiento es pobre en más del 30 por ciento de los pacientes tratados.

Dr. Fernando Aguilera: ¿Utiliza profilaxis de endoftalmitis preoperatoria?

Dr. Luis Escaf: Antes de someter a un paciente a cirugía de catarata hay que evaluar muy bien el estado de los párpados y glándulas de meibomio para descartar una infección, pero si está presente hay que tratarla previamente y solo cuando esté erradicada se procede a operar.

Dr. Fernando Aguilera: ¿Utiliza profilaxis antibiótica transoperatoria?

Dr. Luis Escaf: La mejor profilaxis comienza en el consultorio con un buen examen de párpados en base de pestañas, ya en cirugía el uso de la yodopovidona al 10 % para párpados y 5 % para sacos conjuntivales son mandatorios y es lo único aceptado mundialmente que erradica casi el 100% de las bacterias de la conjuntiva.

El uso de materiales aislantes para las pestañas es otra medida de prevención.

La buena esterilización de los instrumentos, sobre todos aquellos que son huecos y que puedan almacenar bacterias o detritus que puedan producir una endoftalmitis o un TASS.

De rutina usamos antibióticos y antinflamatorios intracamerales (moxifloxacina +dexametazona, con nombre comercial Vigadexa) que no tienen preservantes.

Aunque el laboratorio que lo produce no indica que sea para uso intracameral, lo usamos hace más de 9 años sin ningún problema.

Al finalizar la cirugía inyectamos 0.1 ml en la cámara anterior e igualmente infiltramos las incisiones con Vigadexa.

Dr. Fernando Aguilera: ¿Cuál es su régimen de antibióticos postoperatorios?

Dr. Luis Escaf: En el mismo día de la cirugía dejamos el ojo destapado e iniciamos antibioticoterapia a partir de las 3 a 4 horas de operado con moxifloxacina o ciprofloxacina 1 gota cada 4 a 5 horas hasta que el paciente se acueste entre 8 a 10 pm.

Se revisa el paciente al día siguiente y se evalúa la hermeticidad de las incisiones, la superficie epitelial, la cámara anterior y si todo está bien se deja el antibiótico y antinflamatorio por 8 días más.

Se le indican al pacientes algunos signos o síntomas de alarma y se le solicita que en caso de notarlos, consulte inmediatamente; sino, se revisa a los 5 días.

Dr. Luis Escaf - Colombia / escaff@gmail.com
ArtículosNo. 15

Editorial Proflaxis de la infección ocular tras cirugía de cataratas Dra. Ana Luisa HöflingLima

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

Profilaxis de la infección
ocular tras cirugía de cataratas


La infección después de una cirugía de cataratas es siempre una situación muy delicada para todos los involucrados.

Se sabe que la incidencia de infección en este tipo de cirugía es relativamente rara y que su gran variabilidad depende de la región geográfica y el centro oftalmológico en cuestión.

El uso de la solución tópica de yodopovidona antes de la intervención quirúrgica ha sido objeto de muchos estudios. En esta aplicación lo que se pretende es modificar la microbiota de la conjuntiva y los párpados, y, según los resultados obtenidos, la protección que brinda a los ojos contra la contaminación es significativa.

Hay dos situaciones distintas de infección tras cirugías de cataratas que son de amplio conocimiento: la contaminación con la microbiota de la conjuntiva y el párpado del propio paciente, que da lugar a casos de infecciones aisladas, y la posibilidad de brotes de infección por contaminación de medicamentos, materiales o instrumentos utilizados en la intervención.

Por la tendencia de realizar numerosas intervenciones quirúrgicas una tras otra, la posibilidad de brotes de infección es real. Se sabe que, en la investigación de un brote de infección, la trazabilidad de los controles relacionados con las compras de materiales y medicamentos, así como los de esterilización, puede ser bastante difícil. Esta dificultad explica por qué la investigación de las posibles causas de muchos brotes no es concluyente[1].

Por ser una situación poco frecuente, el volumen de estudios prospectivos que se requieren para demostrar la necesidad de antibióticos profilácticos y disminuir el número de casos de infección suele ser muy grande y de difícil patrocinio.

Ana Luisa Höfling - Lima - BrasilProf. Titular del Departamento de Oftalmología - EPM/UNIFESP

El metaanálisis de publicaciones sobre el tema relacionado con la profilaxis hace posible la evaluación de varios procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

Desde hace varios años se infiere que el uso de antibiótico tópico antes y después de la cirugía traería un beneficio directo en la reducción del número de casos de infección. Esta afirmación nunca fue evaluada, y varios estudios al respecto de este tema abordados por medio de la metodología de metaanálisis no han podido demostrar que solo el antibiótico tópico profiláctico pre- y posquirúrgico sea capaz de modificar significativamente la incidencia de endoftalmitis.

Respecto a la antibioticoterapia tópica preoperatoria, los debates siempre giraron en torno de la mejor dosis e intervalo de administración de antibióticos tópicos con el fin de lograr una concentración mínima inhibitoria intracamerular adecuada al comienzo de la cirugía. Además del esquema de antibioticoterapia tópica posoperatoria, siempre hubo un empeño en lograr concentraciones intracamerulares adecuadas durante días tras la intervención oftálmica, también mediante su penetración a través de la córnea.

Los antibióticos tópicos más investigados fueron las quinolonas de cuarta generación –la moxifloxacina y la gatifloxacina–, porque éstas son capaces de alcanzar concentraciones intraoculares más altas después del uso tópico de quinolonas de segunda generación, o aminoglucósidos. También se sabe que las quinolonas de cuarta generación presentan mejor actividad antibacteriana contra cocos grampositivos. También se sabe que los cocos grampositivos son los agentes más frecuentes en casos definitivos de endoftalmitis.

El uso de antibiótico intracamerular al final de la cirugía evaluado por el grupo europeo de endoftalmitis gana cada vez más adeptos. Este grupo utilizó cefuroxima como antibiótico intraocular profiláctico. Una revisión sobre el tema publicada en el año 2015 reúne pruebas significativas de que esta vía de administración puede cambiar la frecuencia de la endoftalmitis en el posoperatorio de cataratas. Otro editorial de la Academia Americana de Oftalmología aborda la necesidad de un cambio global en el uso de antibióticos en la cámara anterior al final de la intervención quirúrgica de cataratas.

Otra inquietud respecto al tema se refiere a la elección de la clase de antibióticos inyectables, puesto que la mayoría de los países no dispone de preparados específicos de antibióticos de una única aplicación intraocular. Las desventajas de la dilución y el fraccionamiento realizados por el equipo quirúrgico también son materia de deliberaciones.
Lo más investigado ha sido el uso de dos cefalosporinas: en Europa, la cefuroxima es la más utilizada porque presenta mayor probabilidad de aislar cocos grampositivos. En locales donde predominan las bacterias gramnegativas, la ceftazidima es uno de los fármacos recomendados, así como las quinolonas.

En São Paulo, Brasil, tenemos situaciones de cultivos positivos en casos aislados de infección por cocos grampositivos. Se identificaron varios brotes con aislamientos de Pseudomonas aeruginosa multisensible que causan problemas gravísimos, con múltiples evisceraciones y pérdida total de visión.

Creemos que la mejor receta para los agentes identificados en nuestro medio (São Paulo, Brasil) sería la moxifloxacina en una concentración de 0,5 microgramos en 0,1 ml. La presentación de este fármaco intravenoso, que en Brasil ya viene diluido, permite el fraccionamiento de apenas 0,16 microgramos en 0,1 ml. Así que se necesitaría un volumen de casi 0,3 ml en la cámara anterior al final de cada procedimiento.

No sabemos si, en casos de brote con contaminación de varios pacientes, la infección podría resolverse con la inyección de antibiótico profiláctico.

Las fluoroquinolonas de cuarta generación también pueden administrarse por vía oral o intravenosa y alcanzan concentraciones en la cavidad vítrea que pueden ser adecuadas para tratar procesos infecciosos causados por bacterias susceptibles.

Conclusiones

Los antibióticos tópicos profilácticos pueden usarse antes y después de la intervención quirúrgica, pero solamente con esta intervención no contamos con la misma garantía de una profilaxis eficaz, como la inyección intracamerular de antibióticos.

Es importante elegir el antibiótico intracamerular que satisfaga las necesidades de la comunidad en la región geográfica de estudio y tener en cuenta el perfil de sensibilidad para cada agente etiológico.

  1. Guerra R, BP F, Parcero C, Maia Júnior O, Marback R: An outbreak of forty five cases of Pseudomonas aeruginosa acute endophthalmitis after phacoemulsification. Arquivos Brasileiros de Oftalmologia 2012, 75:75-78.
  2. Schwartz SG, Grzybowski A, Flynn HW, Jr.: Antibiotic prophylaxis: different practice patterns within and outside the United States. Clin Ophthalmol 2016, 10:251-256.
  3. Meyer JJ, Polkinghorne P, McGhee CN: Cataract surgery practices and endophthalmitis prophylaxis by New Zealand Ophthalmologists. Clin Experiment Ophthalmol 2016.
  4. Javitt JC: Intracameral Antibiotics Reduce the Risk of Endophthalmitis after Cataract Surgery: Does the Preponderance of the Evidence Mandate a Global Change in Practice? Ophthalmology 2016, 123(2):226-231.
  5. Hariprasad SM, Mieler WF: Antibiotics. Dev Ophthalmol 2016, 55:344-356.
  6. Sharma T, Manjunath M, M GK, Musmade B: Aqueous penetration of orally and topically administered moxifloxacin. British Journal of Ophthalmology 2015, 99:1182-1185.
Carta EditorialNo. 15

La palabra del editor

posted by adminalaccsa 22 Diciembre, 2016 0 comments

La palabra del editor


A pesar de los avances en la última década en relación a la prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección post cirugía ocular, esta continua siendo un desafío y una “amenaza latente” por varios motivos, entre ellos, el elevado número de cirugías, en especial de catarata; el número creciente de casos de resistencia a los antibióticos inclusive de última generación; sin dejar de mencionar el costo financiero no solo de la prevención como del proprio tratamiento de la infección postoperatoria, así como el costo social en casos con séquela.

¿Cuál es el mejor protocolo de prevención y cual es la mejor estrategia para el diagnóstico etiológico de infección? Los posibles métodos de propedéutica en busca del diagnóstico definitivo son de vital importancia, pues pueden significar la diferencia entre suceso y fracaso del tratamiento.

¿Cómo y cual antibiótico utilizar en el pre y postoperatorio? ¿Intracameral o tópico?

¿Los agentes cáusales de hoy son los mismos que de una o dos décadas pasadas?

Tal vez tenga yo otras preguntas, pero en esta edición dedicada a infección en cirugía refractiva y catarata tenemos una visión, revisión y actualización sobre el tema.

El editorial a cargo de la Dra. Ana Luisa Höfling-Lima (Brasil), con bibliografía que respalda su experiencia sobre el tema.

El foro sobre infección en cirugía de córnea y refractiva con los Dres. Sérgio Kwitko (Brasil), Ana Luisa Höfling-Lima (Brasil) y Arturo Ramirez Miranda (México) en vídeo respuesta. Y sobre infección en cirugía del cristalino con los Dres. Fernando Aguilera (México), Luis Escaf (Colombia) y Luis Alberto Rodriguez (Venezuela) en video respuesta.
Las charlas de café a cargo de la Dra. Maria José Cosentino (Argentina) con el Dr. Roberto Bellucci (Italia).

La interesante entrevista realizada por el Dr. Juan Carlos Sánchez Caballero (Brasil) al Dr. Jaime Aramberri (España), y el artículo sobre administración en oftalmología con Alice Selles (Brasil).

Creo que es una oportunidad de estar de acuerdo o en desacuerdo, con lo que afirman los experts y por eso le invitamos que nos envié su opinión. Aprovechen.

Cordialmente,

Dr. Virgilio Centurión
Editor

Dr. Virgilio Centurión /Contacto centurion@imo.com.br